Cobertizo de Lhasa Apso? Guía de muda para propietarios

Todos, en algún momento, nos hemos encontrado con una bola de pelo, juguetona y enérgica que juguetea con los niños y nos preguntamos cómo sería tenerlos a nuestro alrededor. Podría decirse que el Lhasa Apso es una de esas razas. Sin embargo, una de las preguntas más recurrentes en ellos es, en relación con la caída del cabello y su respuesta a las alergias, debido a su pelaje peludo y pelo largo. Si tales pensamientos te han llevado a una guarida de contemplación, estás llamando a la puerta correcta.

¿Los Lhasa Apso mudan el pelo? Sí, los Lhasa Apso arrojan pelo, pero escasamente: se consideran perros que arrojan poco pelo. El hecho de que pierdan menos pelo también los hace hipoalergénicos y aptos para personas alérgicas, pero no los exime de ningún tipo de cuidado. Cuando se trata de su mantenimiento, se consideran razas que requieren mucha mano de obra y que requieren un baño, cepillado y cuidado constantes. 

¿Qué tipo de pelaje tiene Lhasa Apso?

Dado que la raza proviene de las tierras heladas del Himalaya, los Lhasa tienen una doble capa; la capa exterior/superior tiene pelo de protección que ayuda a mantener la planitud de la capa exterior, para que se mantenga suave y libre de enredos. El pelaje interior suele ser suave y fino, lo que ayuda a mantenerlos calientes.

Es solo la capa inferior la que se muda, muy escasamente. Esto se debe a que tienen el pelo largo, lo que amplifica su peso, haciéndolo pesado, por lo que es resistente a la muda continua en grandes cantidades. Se cree ampliamente que son similares a los humanos en este sentido; se desprenden gradualmente, lo que también minimiza el riesgo de enredos y enredos.

Se sabe popularmente que los Lhasa tienen un cabello largo y hermoso que le da una apariencia majestuosa, lo que refuerza la ancestral ascendencia de la raza en el Tíbet. Su cabello suele ser pesado y denso, disponible en una variedad de colores que van desde el blanco, el dorado y el rojo, con varios matices.

La textura no se parece a la lana ni a la seda, pero se jacta de un volumen sólido que, si se arregla bien, puede crecer hasta el suelo sin rizos ni ondas. Algunos incluso argumentarían que el cabello que cubre el cuerpo es tan exuberante y denso; que es más largo que alto.

Cuando se trata de la longitud del cabello, hay dos categorías: Lhasa Apso de pelo largo y corto. Los Lhasa Apso de pelo largo tienen un pelaje espeso que se divide en dos secciones en la parte delantera y cubre ambos lados del cuerpo.

En su mayoría, se promocionan como perros de exhibición / perros supermodelo debido al cabello suelto, que se peina de varias maneras. Los Apso de pelo corto tienen un pelaje relativamente más corto, que se corta en una gorra de 1 a 2 pulgadas.

¿Por qué es Lhasa Apso Hipoalergénico?

Antes de profundizar en esto, sería útil comprender el significado de «hipoalergénico». Por lo general, un perro hipoalergénico es aquel que no desencadena ni exacerba los síntomas en personas con alergias preexistentes. Algunas de las fuentes más comunes de alergias a las mascotas incluyen la caspa, la saliva y la orina.

Ahora, sé lo que debes estar pensando. ¿Un Lhasa no orina? GUAU. ¡Sin entrenamiento de mascotas! Pero no, lo hacen y en grandes cantidades, como cualquier otro perro.

Lo que se les escapa es que son perros de baja trituración, lo que hace que se libere menos pelusa de perro en el medio ambiente, lo que reduce la cantidad de caspa (pequeñas motas de piel que sueltan los perros y otros animales con pelaje o plumas).

Dado que la caspa es uno de los principales contribuyentes a las alergias a las mascotas, su disminución sirve como una gran ventaja a favor de la raza. Tenga en cuenta que los baños regulares y el cepillado ayudan a eliminar la caspa de la piel o que se esparza por la casa. También se recomienda mantener el Lhasa apso de pelo corto ya que reduce significativamente el riesgo de lo anterior.

La saliva también puede causar alergias, aunque no son tan peligrosas ni comunes como la caspa, que en sí misma contiene saliva seca. Afortunadamente, esta raza no babea mucho, lo que resta otra posible preocupación por los alérgenos.

Por último, como se ha mencionado, la orina, que constituye el tercer alérgeno, no se puede contener. Sin embargo, instituir mecanismos estrictos de capacitación en el hogar y una limpieza adecuada ayuda a mantener más higiene y menos pánico a las alergias en la casa.

Dicho esto, también se debe tener en cuenta que la idea de un perro hipoalergénico ha existido durante más tiempo del que nadie puede recordar, aunque su origen es relativamente infundado.

Su hipótesis más convincente emana del mero hecho de que la muda causa la mayoría de las alergias entre las personas, lo que dio lugar a varios estudios sobre perros hipoalergénicos y su relación con la muda.

En nuestra opinión, es mejor creer que ningún perro puede ser 100 % hipoalergénico debido a la presencia de algo de caspa (aunque sea menos de lo habitual) y tomar una decisión informada después de evaluar completamente la tolerancia a la alergia y la salud de uno.

¿Cuáles son los problemas que uno puede enfrentar con el cabello de Lhasa?

Todos hemos escuchado el dicho ‘lo bueno no viene fácil’; bueno, eso se aplica mucho al cabello largo y seductor de Lhasa. Si bien se ve liviano, brillante y largo al principio, presenta algunos problemas que se enumeran a continuación:

Formación de esteras

La primera y más común es la formación de esteras, que se refiere al anudamiento del cabello alrededor de sí mismo. Estos pueden ocurrir por enredos excesivos, roce del cabello contra superficies irregulares (recogiendo parásitos como pulgas), lavado inadecuado del cabello, etc. Las esteras provocan problemas en la regulación de la temperatura e irritación de la piel, lo que genera malestar e inquietud. La mejor manera de mitigarlo es a través de un lavado completo con champú, usando productos naturales/orgánicos y proporcionando suficiente hidratación. Se recomienda usar acondicionador/aceite de aseo/spray desenredante después del champú para desenredar fácilmente.

manchas de ojos

Dado que la raza tiene un pelaje largo, a veces puede meterse mucho en sus ojos, lo que los vuelve constantemente irritables y llorosos. Si no se limpian a tiempo, las lágrimas pueden dejar manchas en el ojo, lo que puede afectar la vista a largo plazo. Es recomendable controlar los ojos y limpiarlos inmediatamente en caso de lágrimas. Muchas familias mantienen a sus perros en colas de caballo o moños para mantener el pelo fuera de la cara.

Manchas en los oídos

Al igual que los ojos, el cabello también puede causar picazón y manchas alrededor de las orejas si no se cuida. Hay que prestar especial atención a estas zonas, más por su sensibilidad, y limpiar los líquidos en cuanto empiecen a salir.

manchas de cola

Una mancha en la cola es uno de los problemas más angustiosos con los perros de pelo largo. Si un Lhasa arroja basura, es inevitable que parte del cabello toque el área anal, lo que provocará manchas y suciedad, que pueden ser difíciles de eliminar si se dejan por mucho tiempo. Por lo tanto, es imperativo limpiar a los perros una vez que hiervan y verificar con cuidado para asegurarse de que no haya manchas.

Perdida de cabello

Lhasa puede ser susceptible a la pérdida de cabello debido a cierta sensibilidad a los alimentos, cambios climáticos o productos para el cabello que pueden causar picazón, lo que sin darse cuenta conduce a enfermedades de la piel y pérdida de cabello. Lo mejor es elegir cuidadosamente los productos para el cabello adecuados y aplicar el champú a fondo.

Consejos para arreglar un Lhasa

Un cabello hermoso conlleva una gran responsabilidad de mantenerlo, no solo para los humanos sino también para los perros. Uno de los aspectos más desafiantes y desalentadores de tener un Lhasa Apso es el aseo y el baño frecuentes que requieren.

Esta raza tibetana se puede bañar y cepillar con una regularidad de una vez a la semana hasta cada seis semanas, según su cociente de actividad y la longitud del pelaje. A continuación hay algunas cosas a tener en cuenta para el mismo:

Cepillado – Siempre es recomendable peinarlo y cepillarlo todos los días. Durante el cepillado, asegúrate de llegar a las raíces para deshacer todos los nudos que se hayan podido formar debajo. Si bien el recorte frecuente facilita el cepillado, no elimina la tarea por completo: la raza, en todas las circunstancias, debe cepillarse todos los días.

Baño – El baño es esencial para garantizar la salud de la raza, particularmente debido a su susceptibilidad a las infecciones de la piel, que se deriva de su pelo largo y liso. Mientras se baña, el primer paso es mojar el cabello suavemente con agua, luego aplique el champú alrededor hasta las raíces con un movimiento hacia abajo. Después de eso, es hora de tomar cartas en el asunto.

Use los dedos para cepillar el cabello verticalmente para reducir el riesgo de enredos. Una vez hecho esto, enjuágalos con agua y ponte acondicionador. Puede ser mejor enfriar la temperatura del agua en la última ronda para garantizar que todo el producto se haya desvanecido.

Muchas personas cometen el error común de frotar a sus perros con la toalla después del baño, lo que resulta en enredos innecesarios. Lo mejor es simplemente acariciar al perro con la toalla y exprimir manualmente el agua de las patas, las orejas y la cola para secarlos.

Peinado : dado que la raza se separa de la cabeza a la cola, use un peine de metal / peine de raya para terminar el pelaje. Comience en el cuello y pase el peine hacia abajo hasta la columna vertebral, de modo que el cabello caiga uniformemente a ambos lados. Luego rocíe con un acondicionador hidratante y frótelos suavemente.

Recortar : puede recortar a un perro usted mismo o buscar ayuda externa, ambos merecen mucha atención. Es bueno recortar el vello facial para evitar que el vello entre en los ojos. Además de eso, las orejas, las patas y la cola deben recortarse con cuidado con unas tijeras.

Algunas de las herramientas de aseo más importantes que debe agregar al carrito incluyen:

  1. mesa de aseo,
  2. peines y cepillos
  3. Desenredantes
  4. Tijeras
  5. Un par de tijeras afiladas
  6. Champú y acondicionador
  7. toallas suaves
  8. Cortauñas
  9. Cepillo de dientes y pasta de dientes

En una palabra

Un Lhasa Apso puede justificar un gran esfuerzo en lo que respecta a su mantenimiento, ya que hay que bañarlo, cepillarlo y acicalarlo con regularidad. También se traduce en menos caspa/contaminantes para el cabello, una prerrogativa importante para muchos hogares, especialmente con alergias sensibles.

Aparte de sus necesidades de aseo, es vital proporcionar una dieta equilibrada para aliviar sus niveles de nutrición. También es importante cepillarse los dientes y cortarse las uñas regularmente para mantener una higiene adecuada y estar atento a cualquier signo de infección.

A pesar de ser mascotas al aire libre, siempre es mejor sacarlos a pasear para mantenerlos activos y obedientes. En general, son una raza amable, cariñosa y sensible, llena de gloria y esplendor.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *